Venimos de un tiempo donde la interacción social, las comunicaciones, la medicina, la educación y otros ámbitos importantes de la vida dieron el paso casi obligado a las tecnologías que antes estaban puestas de segundo plano, pero se convirtieron en las herramientas perfectas para acercar el mundo a nuestras familias, amigos, compañeros de estudio y de trabajo, todos ocultos dentro de cuatro paredes tuvieron por fin herramientas que ayudaron a escapar del aburrimiento y a su vez permitirnos unir sin necesidad de salir de casa. Hoy las videoconferencias, videojuegos en línea, la telemedicina y la educación virtual son base importante de nuestra sociedad y le da sentido al mundo en el que vivimos y es allí donde muchas empresas de tecnología han creado conatos de el mundo basado en el que hoy llamamos “Metaverso”, mundos virtuales que tienen como propósito integrar todas nuestras actividades en ambientes virtuales infinitos, desde ir a nuestro trabajo, tener fiestas o reuniones con amigos hasta poder asistir a aulas virtuales con las interacciones que se requiera para aprender, simular procesos y ser la base de nuestra educación.

Visionarios de mundos virtuales

Tras la imaginación de la novela de ciencia ficción Snow Crash de Neal Stephenson y más reciente aún la novela “Ready Player One” Ernest Cline en la que habla de un mundo real imperfecto y la salida de ese mundo a uno perfecto un metaverso creado por el autor. Ernest Cline en su novela y en la película en el que no lo hacen tan relevante, casi imperceptible escribe sobre la forma en la que el protagonista debe ingresar a sus aulas de estudio, como espera la llamada a clase y cuales son las reglas básicas para ingresar a un aula virtual, con campus donde con sus limitados poderes virtuales por su situación económica no por el potencial de este mundo puede obtener todo el conocimiento a través de una biblioteca con conocimiento infinito, acceder a todos y cada uno de los videos producidos y libros escritos. ¿Que diremos de los demás mundos en los que no puede ingresar por no tener suficientes créditos?

Todo lo que imagine el hombre es posible

Y es así, a través de esta inspiración de dos o quien sabe cuantos más, tuvieron la visión de un mundo virtual en el que puedes hacer casi cualquier cosa, entre ellas como estudiar y como ser parte de la globalización y los avances científicos sentado en la sala de tu casa.

La pandemia a casi todos les causó un cambio de vida, transformó sus hábitos y toco una gran oportunidad de darle fuerza a un movimiento que aún no tenía nombre, plataformas como Second Life, y unas cuantas modernas basadas en economías criptográficas con Axie infitiy. Pero tuvo que llegar el gigante de la red para darle un verdadero y significativo nombre que inspira y da miedo saber que pronto llegaremos y tendremos una realidad alterna, con nuestro propio avatar, propiedades virtuales, lugares de trabajo, reuniones, fiestas y las universidades más prestigiosas del mundo, hasta Mc. Donald’s ya anunció que tendrá presencia en el metaverso y todo lo que compres en la realidad virtual será enviado a tu casa realmente y todo será al alcance de nuestro mano, sin viajar, si pagar hotel y desde la comodidad de nuestro sofá.

Cambios de paradigmas

Es cierto que el mundo tuvo un cambio drástico, pero es increíble que los países latinoamericanos y países de otras continentes parecen no haber aprendido la lección, parecen no haber tenido que pasar encerrados por dos años y mucho menos ver a empleados y estudiantes contar con la facilidad de usar una pantalla, las facultades hoy ya se preparan para recibir a sus estudiantes de nuevo en un aula, en cuatro paredes, el sistema los ahoga de nuevo en un mar de papeles físicos, cuadernos y hasta increíblemente libros impresos, mientras otros han aprendido la lección, ya las compañías en otros lugares del mundo presentan renuncias masivas u obtienen contratos que les permiten trabajar desde su casa, las tendencias de vivir en la ciudad son muy pocas y ahora el pensamiento del ser humano se basa en migrar a los lugares alejados, quizá a las granjas o a la playa, es una realidad que los países latinoamericanos están pasando por alto volviendo a ver autobuses llenos y las avenidas ya son ríos de carros. “Es triste, el planeta y la salud mental de las personas vuelve a sufrir”

Hoy la tecnología tiene la capacidad de introducirnos en mundos que no conocemos, nos permite estudiar, investigar, integrarnos en casa, realizar trabajos en grupo, usar herramientas multimedia y acceder a bibliotecas de escala global que nos permite conocer e integrar conocimientos hasta en las carreras más complejas y hasta las que requieren de procesos prácticos como la mecánica, la medicina o la aviación.

La educación virtual y el metaverso

Según (J. D. Anacona) 2019 “a lo largo del tiempo se ha empleado distintas maneras de impartir educación, la rama de la medicina ha puesto en funcionamiento las nuevas maneras de aprendizaje haciendo uso de Second Life como plataforma de enseñanza y aprendizaje bajo las temáticas de la medicina, en el pasado desafortunadamente no se podía contar con los entornos clínicos completos para la formación de personal en medicina pero gracias a estas nuevas tecnologías se logró mostrar resultados positivos al momento del aprendizaje”

Y esto es en el 2019 con plataformas que han ido creciendo u otras que ya son obsoletas pero son la base fundamental de la idea no tan revolucionaria de

Mark Zuckerberg pero que definitivamente y ya como nos tiene acostumbrados será un éxito rotundo integrar todas las plataformas en un solo universo virtual que al inicio seguramente será un mundo creado para jugar y quizá compartir momentos con avatares poco humanizados o con defectos gráficos latentes pero al pasar el tiempo pasaremos como se ha vaticinado en un lugar donde casi cualquier cosa será posible, y la educación virtual, los entornos 3D, simulaciones totalmente realistas para cualquier disciplina, la investigación de temáticas avanzadas y la experimentación en laboratorios virtuales estarán muy cerca, todo dependerá de si los límites como en el mundo real lo dará la economía o será un mundo donde pueda realizar cualquier cosa y cumplir de verdad nuestros sueños que en ocasiones son casi imposibles cumplirlos en la realidad.

¿Será que en un metaverso cercano podre ser piloto, médico o adquirir las habilidades para cocinar en el mundo real sin comprar un ingrediente? Es una pregunta que fascina a cualquier amante de la tecnología y del conocimiento y es hoy el momento de abrir la mente para lo que se viene.

¿Qué se viene?

En materia de educación virtual y como parte de un país que presenta dificultades tecnológicas, de acceso a internet y de capacitación en áreas de Ingeniería y en ciencia y tecnología tenemos en Telesalud capacidades que resaltan, hoy ya tenemos 21 años de incursionar en aspectos como la telemedicina y educación virtual, donde casi nadie tenía internet y casi todo se hacía en computadores grandes que con sus dispositivos ocupaban un consultorio entero, hoy en materia de educación virtual hemos desarrollado principalmente metodologías de estudio que permiten que el estudiante rompa esa barrera de estudiar en un salón de forma presencial y se regale un tiempo para estar en familia y a su vez obtener títulos de capacitación y actualización en su casa, ya es un paso en un país donde los paradigmas de la presencialidad aún son impuestos por un sistema. Telesalud lo rompe y acerca el conocimiento por medio de plataformas e-learning, a través de juegos bajo la modalidad de serious game, de contenidos interactivos, contenido escrito, multimedia y en simulación todo ello encaminado hacía el futuro.

Seguir avanzando es el propósito, seguir adaptando tecnologías que permitan que la educación sea el motor que construya país, profesionales más capaces, instituciones más solidas, pero sobre todo pacientes en todo el país y los lugares más alejados de Latinoamérica mejor atendidos por profesionales mejor y más entrenados.

¿Qué tenemos?

En las áreas de telemedicina Telesalud Colombia es pionero en la introducción a un metaverso que en sus inicios no se llamaba así, la moda la impuso un grande como Facebook de llamar a un pequeño invento “Metaverso” pero para el conocimiento del momento se llamó telemedicina 360º y comprende en atender a presos de las cárceles a darles una segunda vida y una libertad a través de sesiones guiadas por psicólogos y/o psiquiatras e imaginarse mundos que los relajaran mientras eran intervenidos por un profesional a través de gafas de realidad virtual; al igual se han realizado pruebas con pacientes de diferentes perfiles y en diferentes contextos con amplia efectividad.

Otra de los avances que se desarrollan en materia de realidad virtual han sido los procesos de virtualización de las practicas que se deben realizar en reanimación neonatal, donde el profesional puede actualizar sus conocimientos a través de ambientes simulados y a través de gafas y gatillos de realidad virtual pueda hacer los procedimientos como si estuviera realizándolo realmente, los resultados y las expectativas de aprendizaje son muy positivas, se puede incrementar la repetición de los procedimientos, el profesional puede incrementar su experiencia a través del acierto y el error, todo ello traducido en la capacidad de respuesta al paciente neonatal.

Además el avance no para ahí, los estudiantes de educación virtual de Telesalud Colombia podrán asistir a salones virtuales con su propio avatar, además de ingresar a auditorios donde nuestros tutores podrán realizar videoclases virtuales, aquí no será necesarias las gafas de realidad virtual, es un ambiente hibrido que podrá usar en su computador.

Concluyendo

Creemos que falta mucho y apenas Facebook anuncia sus avances y contrataciones de ingenieros en masa para crear todo lo relacionado con su metaverso, las demás plataformas han ido avanzando de a poco y el impulso del gigante de las redes puede generar una alianza para unir todos los ambientes virtuales, en este tema tendremos muchas noticias en estos tiempos y es ahí donde cada sector como lo ha permitido hasta ahora, permitirá adentrarse en sus herramientas y posibilidades que seguramente serán infinitas y así tener una parte del pastel, ser pioneros de los avances en la tecnología de la nueva realidad virtual, una tecnología en la que podremos ser participes en la fascinante imaginación de los desarrolladores y de las industrias de la medicina, la construcción, los restaurantes, científicos, turismo y otras inimaginables que llegarán para quedarse.

Espero  sus  comentarios y aportes para hablar más de la nueva tecnología.

Bibliografía

  1. Anacona Ortiz, J., Millán Rojas, E., & Gómez Cano, C. (2019). Aplicación de los metaversos y la realidad virtual en la enseñanza. Entre Ciencia E Ingeniería13(25), 59-67. https://doi.org/10.31908/19098367.4015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *